Google y la privacidad


Recuerdo que ya hace muchos años, allá por el 1999, si no recuerdo mal, cuando Internet no era lo que es hoy y tan sólo existían pequeñas redes sociales para comunicarse con otra gente, por ejemplo, de la Universidad, alguien me dijo que si me hacía una cuenta de correo electrónico, tuviese muy claro que la información que yo escribía allí, podía registrarse o controlarse de algún modo, sobretodo si en ella constaban ciertas palabras como “guerra”, “bomba”…. y sobretodo, por parte de algunos países como los protectores de la seguridad del Estado por encima de todo… Estados Unidos… Se me quedó muy gravada esa información y nunca la he olvidado.

Y bien… Ya hace un par de meses saltó a la luz el caso PRISM, por el que se descubrió que grandes empresas de Internet, daban información a las agencias de seguridad norteamericanas. Inmediatamente, se habló de que si en Inglaterra, Alemania o España, entre otros, pudiera hacerse algo parecido… Sigo diciendo, que espero y confío en que tan sólo se investiguen estos correos, si existe un indicio de quebrantamiento de una ley, por temas de seguridad o peligros reales y que, en la medida de lo posible y ajustado a derecho, se informe al afectado… Pero cuál es mi sorpresa cuando hoy descubro en las noticias que Google está planteando que sus gafas, no sé si las Google Glass u otras, controlen la mirada de sus usuarios para ofrecerles anuncios en función del movimiento y dilatación de sus ojos… Como dice el artículo dónde explicaba esto, me parece que, como suele decirse, “la realidad, a veces, supera la ficción”…

Y es que… igual dentro de un tiempo tengo que comerme mis palabras pero… ¿no os parece desproporcionado utilizar un sistema como éste? Vaya, no sé, igual Google ha valorado la posibilidad de ventas de clientes consumistas que, al mismo tiempo que se compran unas gafas, esperan que les ofrezcan productos de su interés, mientras ven algo a través de sus lentes… A mí, no obstante, me parece de lo más surrealista…

Pero no queda ahí la cosa… porque luego encima descubro en otro artículo que Google ha dicho esta misma semana que la privacidad en sus correos no está cien por cien garantizada ya que se ha utilizado esta información de cara a anunciantes… Es decir, que disponen de un sistema automático que escanea tus correos para ofrecerte anuncios que puedan interesarte… Ellos se amparan en que en su política de privacidad y condiciones de uso, esto queda claro y, por lo tanto, si el usuario lo acepta, debe tener en cuenta esta realidad.

Entonces, queda claro lo que ya hemos dicho alguna vez. Que en Internet, no hay nada gratis. O pagas por tu privacidad con dinero, o pagas de otra manera. Lo de “quien paga manda”, en éste caso, simplemente, no existe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s