Actitud emprendedora: las claves para el 2014


Con este post, inicio un nuevo apartado en el blog, lo cual me hace mucha ilusión porque llevaba ya un tiempo dándole vueltas a la idea. Me gusta hacerlo hoy, justo antes de que se acabe el año, porque es un paso más en este año tan especial para mí en que di el paso definitivo a lanzarme como emprendedora, de una vez por todas, creando mi propio despacho. Con él, he vivido experiencias muy enriquecedoras, he tenido la suerte de conocer a gente maravillosa, incluso a personas con las que asociarme y con las que colaborar. Todo ha sido realmente gratificante. Por eso, abrir este apartado antes de que acabe el año, me llena de energía para encarar el nuevo año, con la misma, pero todavía más, actitud positiva. 

Comentar que inicialmente la intención de este nuevo apartado del blog es hablar sobre consejos legales y otro tipo de consejos, para el emprendedor, sobre noticias y trucos que puedan ser de su ayuda, informaciones que pueda creer que son útiles para este colectivo del que me siento feliz de formar parte y al que creo que estoy ayudando en la medida de lo que puedo y sé hacerlo.

Pero quiero aprovechar este primer post para resumir mi año como emprendedora, con unas cuantas lecciones que doy las gracias por haber aprendido y que espero os sirvan para seguir luchando por vuestros proyectos, ideas y negocios. Os presento 13, en homenaje al 2013, y una más, de cara al 2014, para mí muy importante y esencial, que es imprescindible tener en cuenta para seguir adelante con todos nuestros proyectos.

1. Conócete. Sé consciente de quién eres, lo que pretendes en esta vida, a qué quieres dedicarte y de las habilidades y capacidades que necesitas para llevarlo a cabo.

2.  Lánzate. Una vez sepas si reúnes esas condiciones y habilidades, y siendo consciente de las que tienes y las que debes mejorar, lánzate a por tu idea, sin escuchar demasiado los que dicen que no podrás conseguirlo. Rodéate de gente positiva, con los pies en la tierra, pero positiva. Cenizos hay en todos sitios y resurgir de las cenizas o lo que creías que eran cenizas es posible.

3. Marca una estrategia a seguir. ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Qué debes hacer para conseguirlos? ¿Con quién puedes contar para conseguirlos?

4. Invierte y traza un mapa. No olvides que para todo negocio es necesario invertir un dinero, pedir asesoramiento legal y fiscal y trazar un plan de marketing. No todo debe ser perfecto pero en la medida de lo que puedas, traza un mapa de ruta con esta información y síguela.

5. Pide ayuda. Cuando estés perdido en tu mar de dudas; cuando pienses que no hay nadie a quién poder acudir, no te quedes de brazos cruzados. Cruza el umbral y pide ayuda. Seguro que alguien responde.

6. Sal de tu zona de confort. Para conseguir más, debes salir de tu zona de confort. Quedándote haciendo lo mismo de siempre, no conseguirás más. Y es necesario para ganarte la vida.

7. Aprende siempre. Si no lo hacías hasta ahora, adopta la actitud de querer aprender siempre. Sólo si aprendes, podrás mejorar y, con ello, tu negocio.

8. Sé auto-crítico y pide críticas al resto. De vez en cuando, revisa lo que estás haciendo con tu trabajo, si lo estás haciendo bien; plantea encuestas de satisfacción a tus clientes. Con sus resultados, sabrás en qué fallas, en qué puedes mejorar y en qué eres bueno, lo cual no está nada mal.

9. Pide recomendaciones. Si un cliente ha quedado satisfecho, no debería tener problemas en dártela. Si no, tampoco es tan grave. Muchas veces se trata más de cuestiones de confidencialidad que otra cosa.

10. Entrégate. Si estás buscando clientes, hazlo lo mejor que puedas, entrégate con todas tus fuerzas, hazlo lo mejor posible… pero si alguien te dice que no, piensa en la frase “a por otra cosa, mariposa”. Seguramente no es el momento, no disponen de los recursos o ya tienen a alguien o, simplemente, no les interesa. No te resignes y sigue avanzando.

11. Fórmate. Acude a todos los cursos que puedas. Existen cursos gratuitos, con gente muy profesional que los imparte y que pueden resultar muy inspiradores y motivadores. En Barcelona tienes Porta 22, de Barcelona Activa o Cibernarium, que son estupendos. Pero existen muchas otras charlas e iniciativas donde encontrar mucha información e inspiración.

12. Haz nuevos amigos. Conoce cada semana a alguien nuevo por el simple placer de hacerlo. Yo siempre he pensado que de todas las personas puedes aprender algo. Y siempre es divertido conocer gente nueva.

13. Dispón de una buena imagen corporativa y de una buena estrategia en las redes sociales. Con una buena imagen corporativa, un buen logotipo, y una estrategia en redes sociales coherente pero también acorde con tu imagen, conseguirás dar una mejor impresión a los potenciales clientes.

Hasta aquí, mi homenaje al 2013.

En homenaje al 2014, un último consejo que es la suma de varios:

No te rindas cuando algo salga mal. Sé constante, perseverante, tenaz, lucha por tus objetivos y auto-motívate. Como dice un amigo, al que hace poco que conozco pero quién resulta muy inspirador: “las cosas que nos suceden podemos verlas como un problema o como un reto”. Esto lo añado yo: sé proactivo y soluciónalo. En apoyo a esta idea, aquí va una frase que tengo anotada desde hace muchos años: “No te centres en tus problemas y céntrate en las soluciones. Verás que la perspectiva cambia”. Con esta actitud, las cosas, seguro que te irán mucho mejor. ¿Tu negocio, un problema o un reto? Tú decides.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s